De madre a madre

Por favor, escucha algunas cosas que quizá necesites oír:

 No estas sola, a millones de madres en el mundo les ocurre lo mismo.

 Lo que te pasa es completamente normal.

 Te vas a recuperar, tiene solución.

 Cuando pase, la felicidad en la maternidad llegará.

 POR FAVOR, NO LO SUFRAS EN SILENCIO

Si estás leyendo estás palabras puede que no estés pasando uno de tus mejores momentos. En Quieretebien.com queremos ayudar a mujeres que experimenten Depresión Postparto u otros trastornos emocionales relacionados con el embarazo, el parto y la maternidad.

A continuación te contaremos nuestras experiencias y te vamos a dar mucha información pero, lo más importante, es que pidas ayuda de un experto. Si no sabes donde o como encontrarlo, pincha aquí y nosotros te facilitaremos varios excelentes profesionales. También recibirás consuelo contando tu experiencia a otras madres en parecidas situaciones, si te animas pincha aqui y entra en nuestro foro sobre el tema.

Pero, por favor, nuestras sugerencias y la información que estás a punto de leer, no sustituyen la ayuda que puedas necesitar de un médico.


¿Qué es la depresión postparto? 

Es un proceso de depresión que se presenta después de dar a luz y que puede convertirse en un auténtico trastorno especialmente cruel. Reúne infinidad de síntomas y desórdenes que incluyen ansiedad, tristeza, agotamiento, desórdenes del sueño, depresión, trastornos obsesivos compulsivos, psicosis, etc.

Los últimos estudios cifran entre el 50% y el 80% de las mujeres experimentan algún nivel de depresión postparto.

El síntoma más común es sentirte agobiada, no dejar de llorar y preguntarte enfadada ¿por qué a mi? o ¿por qué he tenido este niño?

Pero también puedes experimentar emociones como culpa, ansiedad o tristeza. Puedes tener sentimientos desesperados y pensar que eres una mala madre. Puede que te asuste quedarte sola o cuidar a tu niño. O incluso, en casos más severos, puede que te sorprenda alguna idea suicida o de hacer daño a tu hijo. 

Si tienes alguno o todos estos sentimientos, recuerda son efectos de una depresión postparto. Pero has de saber que van a pasar y que puedes recuperarte.

 

Nuestra visión desde Quieretebien.com

En la actualidad existe una mayor concienciación para el reconocimiento y tratamiento de la depresión en general y la depresión postparto no debe ser una excepción. Algunos médicos, enfermeras y trabajadores sociales pasan por alto una depresión postparto, lo que es peor, la ignoran considerándola como un simple "baby blues".

Desde QuiereteBien.com vamos a emprender una labor de divulgación y prevención de esta enfermedad a través de la educación, el conocimiento en nuestra web, en webs afines, asociaciones y en todos los medios de comunicación que quieran escucharnos.

Nuestro principal objetivo es que las madres dejen de sufrir en silencio esta cruel enfermedad.

No se me ocurre ningún sentimiento más difícil de manejar que el de no querer a tus hijos lo suficiente. Pincha para seguir leyendo.

 

En vez de estar feliz, no puedo dejar de llorar. ¿Qué me está pasando?, el parto fue mucho mejor de lo que esperaba, todo salió muy bien.

 

Temía que el niño tuviera algún problema pero es sano y precioso, entonces, ¿Porqué no lo estoy disfrutando?, Quizás realmente no quería ser madre...

 

Mi hijo tenía cólicos de lactante y no paraba de llorar, yo creia que era mala madre y no sabía atenderlo. Mi depresión aumentó cuando tuve que dejar el pecho. Estaba completamente desesperada...

 

Estas mujeres no son unas desagradecidas o unas malas madres, sino que están experimentando una de las complicaciones más frecuentes del parto, un trastorno que todavía sufren en silencio un gran número de mujeres


¿Pero por qué me ha pasado a mí?

Se supone que este debe ser el mejor momento de tu vida. Acabas de traer al mundo un niño precioso y todos está encantado. A tu alrededor, tu pareja, tu familia, tus amigas, sólo ven alegría y felicidad pero, algo falla…

¿Por qué yo no me siento así?

Te sientes culpable por no sentir lo que se espera de ti y ese sentimiento de culpa por no cumplir con el papel esperado, agrava esta situación que ha llegado por sorpresa, amargando los primeros meses e incluso años después del momento de dar a luz.

Baby blues

Por un lado es normal que te sientas emocionalmente vulnerable después de tener un bebé. Hasta un 80 % de las nuevas madres experimentan lo que se conoce como la tristeza de después del parto (baby blues en inglés), una reacción emocional que comienza unos días después del parto, y que no debería durar más de dos semanas.

Si te sucede a ti, es posible que te sientas nerviosa, irritable, con ansiedad, con ganas de llorar, insegura y culpable o que no puedas dormir.

Sin embargo, si los síntomas duran más de unas dos semanas y sientes que el peso es demasiado para tus hombros, puedes estar sufriendo depresión postparto.

Si tu tristeza, o la de alguien a quien conoces, se prolonga en el tiempo, continúa leyendo.

 


Recuerda:

 No estás sola.

 Tienes el poder y el control de tu vida y de esta situación.

 Sin ti, tu familia no sería lo que es.

 Para ser una buena madre, primero tienes que ser buena contigo misma emocional y físicamente.

 Está bien y es normal sentir lo que sientes y expresarlo.


¿Qué otras preguntas puede que te hagas?

La mayoría de los casos de depresión postparto surgen en los tres primeros meses tras el parto, aunque en ocasiones este trastorno puede darse hasta un año después y prolongarse por varios meses o incluso años.

Puede ser causada por factores hormonales, sociales y psicológicos. No existe una causa única sino más bien diferentes tipos de estrés que pueden tener la misma consecuencia o que pueden actuar conjuntamente. No se trata de que las madres se hayan vuelto histéricas o sensibles, por decirlo en un lenguaje coloquial; es que tienen unos condicionamientos genéticos que las predisponen a ese sufrimiento.

Muchas cosas, pero lo primero desde luego es reconocer y diagnosticar la depresión. Muchas madres deprimidas no son conscientes de que tienen una enfermedad y se sienten avergonzadas de tener que admitir cómo les ha afectado su reciente maternidad. Algunas pueden llegar a creer que si dicen cómo se sienten realmente puede que les quiten a su hijo (esto NUNCA ocurrirá).

La mayoría de las mujeres suelen mejorar en algún grado al cabo de semanas, meses o incluso uno o dos años. Sin embargo, esto es a costa de un gran sufrimiento injustificado. La depresión postparto hace de la maternidad una mala experiencia y dificulta la relación entre la pareja. De forma que lo mejor es detectar lo antes posible este trastorno para tratarlo precozmente.

No, ellas no lo hacen. Se pueden sentir como si lo fueran a hacer y se preocupan mucho por la posibilidad de hacer daño a sus hijos, aunque realmente nunca lo hacen. Para ser honestos, muchas mujeres sin depresión postparto han podido llegar a pensar en alguna ocasión " Creo que si sigue llorando lo voy a coger y lo voy a lanzar por la ventana".
Las mujeres que "golpean" a sus bebés presentan graves trastornos emocionales que frecuentemente tienen su origen en su infancia. Esta es una consecuencia trágica de la llamada "psicosis puerperal", una enfermedad mental muy grave y poco común, aunque tratable, que puede aparecer a los pocos días del parto. La madre puede delirar y llegar a pensar que su hijo es el diablo y por eso tiene que acabar con él, o puede tener ideas suicidas y decidir acabar no sólo con su vida sino también con la del recién nacido. La psicosis puerperal ocurre únicamente en uno de cada 500 partos.
Si te sientes así o conoces a alguien que le ocurra, por favor, debes buscar ayuda de forma urgente en tu centro de salud más cercano.

El periodo de posparto es también difícil para los padres. Después de todo, tú también estás atendiendo a las necesidades del bebé, por eso es importante que te asegures de descansar todo lo que puedas. Mientras tanto, ofrécele ayuda a tu pareja e intenta no juzgarla. Puede ser difícil ajustarse a tu pareja cuando está pasando por una depresión posparto, especialmente si esperabas que después de tener al bebé iban a tener una etapa feliz en familia. Pero recuerda que tu apoyo es vital para su recuperación.
Habla con el ginecólogo, comadrona o psicólogo y psiquiatra de tu mujer para intentar comprender mejor por lo que está pasando. No puedes arreglar lo que le está ocurriendo, pero puedes estar ahí para apoyarla. Lo que es importante es que encuentre el tratamiento adecuado.

Una vez que el bebé haya nacido:
• Descansa: aprovecha cualquier oportunidad para descansar. Aprende a echar cabezadas o pequeñas siestas. Tu pareja podrá encargarse de alimentar al bebé por la noche, utilizando si lo deseas incluso tu propia leche extraída con anterioridad.
• Come bien: aliméntate adecuadamente. Las ensaladas, los vegetales frescos, la fruta, los zumos, la leche y los cereales son alimentos muy adecuados para este momento y que además no necesitan de mucha cocina.
• Sal con tu pareja: Encuentra tiempo para disfrutar con tu pareja. Intenta conseguir una niñera o un familiar que os ayude y sal con tu pareja a cenar, al cine, a ver unos amigos o tomar una copa.
• Intenta intimar con tu pareja, incluso aunque todavía no te apetezca tener relaciones sexuales completas, un beso, un abrazo, una caricia, o un mimo pueden ser bastante reconfortables hasta que regrese el deseo sexual al completo.
• No te juzgues: No seas muy crítica contigo misma ni con tu pareja. La vida se hace bastante dura en estos momentos y el cansancio y la irritabilidad de ambos puede conducir a discusiones frecuentes que no harán mas que debilitar tu relación en unos momentos en que esta debería ser más fuerte.
• PIDE AYUDA: No temas pedir ayuda cuando la necesites. Tu médico es quien debe realizar el diagnóstico de tu depresión postparto, lo que hayas aprendido aquí puede orientarle sobre cuando pedir ayuda.
• Finalmente, a pesar de que la depresión postparto ya esté instaurada cuando se te diagnostique, no te desesperes, el apoyo, el consejo y la medicación marcarán la diferencia y acelerarán tu recuperación. ¡Nunca es tarde!

Como te deciamos antes, lo más importante es obtener ayuda de un experto. Si no sabes donde o como encontrarlo, pincha aquí y nosotros te facilitaremos varios excelentes profesionales. También te sugerimos algunas formas de sobrellevar la depresión posparto, pero por favor, estas sugerencias no sustituyen la ayuda que necesitas de un médico:
• Trátate bien: Asegúrate de que atiendes tus necesidades principales: intenta dormir y comer bien, y no te sientas culpable acerca de cómo te sientes ahora. El hecho de que tengas una depresión posparto no significa que seas una mala madre o que no quieras a tu hijito. Una vez que te sientas mejor, estos sentimientos disminuirán.
• Pide ayuda. Una parte muy importante de ser una buena madre es saber cuándo pedir ayuda, de manera que no tengas miedo de hacerlo durante estos momentos difíciles. Ayuda quiere decir muchas cosas: desde familiares o amigos que te ayuden a cocinar o a limpiar la casa o a cuidar del bebé, hasta la ayuda de un psicólogo o psiquiatra. Es necesario recibir ayuda para que te mejores.
• Comparte tus sentimientos con otros. Dile a alguien a quien quieras cómo te sientes. Llama a un familiar o a una amiga que te sepa escuchar. Únete a un grupo para madres en situaciónes parecidas, o habla con madres en nuestro foro (pincha aquí). Puede que te sorprenda saber cuántas mamás están experimentando sentimientos similares. Si tienes una pareja que te apoya, asegúrate de que sabe qué es lo que te está ocurriendo y cómo te puede ayudar.
• No te abandones "por fuera". Cuidar tu aspecto físico a veces te puede ayudar por dentro. Haz que tu pareja o un familiar o amigo cuiden de tu bebé mientras tú te das una ducha relajante. Maquíllate, si lo haces normalmente. Sal de compras y elige cosas sólo para ti. También te puedes poner tus prendas favoritas en esos días que son particularmente difíciles. Sentirte mejor por fuera te ayudará a sentirte mejor por dentro.
• Haz ejercicio: consulta a tu médico cuándo puedes comenzar a hacer ejercicio para ponerte en forma después del parto.
• Descansa. El cuidar de un recién nacido es muy cansado y podrías estar exhausta. Desafortunadamente, es común que las madres que sufren de depresión posparto no puedan dormir cuando lo desean. Sin embargo, es importante descansar. Puedes simplemente relajarte leyendo una revista o viendo la televisión. Pídele a un familiar o a una amiga que vigile a tu bebé, aunque sea por una hora, todos los días.
• Sal a la calle. Pon a tu bebé en su cochecito y llévalo a dar un paseo, aunque sea alrededor de tu casa, o sal con una amiga a un café cercano. El aire fresco, el sol y la compañía le harán mucho bien a tu bebé y a ti. Si un paseo es demasiado para ti en este momento, simplemente vete fuera, cierra los ojos, respira hondo, y siéntate al sol durante unos minutos. Te ayudará.
• Tómate las cosas con calma. La llegada de tu bebé es una buena razón para tomarte las cosas con calma. Resiste la tentación de lavar la ropa mientras el niño duerme y deja que el resto de las tareas esperen. Haz que te traigan la comida, o pídele a tu pareja que te traiga algo de camino a casa. Si el teléfono siempre está sonando en los momentos más inoportunos (por ejemplo cuando estás intentando que el bebé duerma, o cuando finalmente has podido encontrar un ratito para descansar) baja el volumen y devuelve las llamadas más tarde. Si estás de baja por maternidad, olvídate de todo lo referente al trabajo. No te preocupes porque estarás lista para trabajar de nuevo en poco tiempo.


También te puede interesar...

Los hijos ante la separación de sus padres

Los hijos ante la separación de sus padres

Este curso de unas 80 horas de duración está dirigido a todos aquellos padres y madres que, ante la dolorosa decisión de la ruptura, quieren asumir su responsabilidad de ayudar a sus hijos a vivirla de una manera constructiva.

Los padres son los modelos de los niños, en ellos se miran para entender el mundo, las relaciones, etc. Los padres también son su soporte y guia. Si te has separado o piensas hacerlo, protege y no lastimes la felicidad de tus hijos.

¿Sabes cómo afrontarán ellos tu separación? Aprende a minimizar su sufrimiento. El Método Hijos consta de diez unidades que combinan teoría -fundamentada en estudios de psicología infantil y en el tratamiento de casos concretos- con ejercicios prácticos que facilitan la integración de los nuevos conceptos en la realidad familiar propia.

Hijos de padres separados

Programa Corto Hijos de padres separados

Un programa de unas 15 horas de duración basado en el Método Niños. Un curso que te servirá para adquirir los princípios básicos para que a tus hijos no les perjudique tu separación, ruptura o divorcio.

Uno de los cursos con más éxito de Quieretebien.com. Un exitoso método pedagógico de la máxima calidad al mejor precio de internet. Oferta exclusiva ¡15 horas de formación por sólo 7,5€ (unos 10 USD)!

Hijos de padres separados

Atención psicológica infantil.

Nuestro equipo de psicólogas infantiles te ayudarán y asesorarán en cualquier tipo de consulta por chat, videoconferencia o presencial* (*sólo si vives en España)

Queremos ayudar a padres e hijos a resolver conflictos y posibles trastornos que puedan aparecer en vuestras vidas. Nuestro enfoque de trabajo es integral con todos los miembros de la familia, no solo los niños.

Hijos de padres separados

Método Educación Emocional infantil

Todos los niños aprenden a gestionar las emociones a partir de lo que observan que sus padres hacen. Los padres, por su parte, en el mejor de los casos no son conscientes todo el tiempo de esta observación por parte de sus hijos y, en el peor, no saben cómo gestionar ellos mismos sus emociones de manera equilibrada.

Estamos trabajando en un método que permita a los padres entender las necesidades emocionales de sus hijos así como la manera de trasmitírselas.

A lo largo del programa aprenderás a hacerlo bien por tus hijos gracias a lecturas, ejercicios, reflexiones, tests, videos etc. Si estás interesada en este Método, por favor ponte en contacto con nosotras (pincha aqui).